Un café para Platón .-


Aquí yace un hombre que aprendió a volar y jamás miró atrás.