martes, mayo 21

Balbuceos

Y qué estoy haciendo buscándome afuera, intentando encontrarme en alguien más, cuando en realidad lo que necesito hallar está aquí, conmigo. Ni siquiera sé qué mierda estoy buscando. Lo único que puedo decir con certeza es que no logro quitarme esta sensación de incomodidad. Es como si no lograra encontrar una posición cómoda en mi silla, o como si usara ropa dos veces más pequeña que yo. Quizás todo lo que he conocido hasta ahora ha perdido todo su sentido. Estoy completamente perdida. Esta vez no sé cómo encontrarme. Supongo que ahora debería, sencillamente, dejarme caer. Perderme por completo. Quizás allí mismo descubra qué rayos estoy buscando, quizás allí mismo lo encuentre. Se espera un invierno frío y seco, llenísimo de casualidades. Sí. Repleto de casualidades.

No hay comentarios: