jueves, diciembre 30

Es más bonito observar el mundo en silencio y sentir que el pecho se hincha de emociones no exteriorizadas. A mí me gusta así, al menos. Es cosa mía si después exploto, si después -ahora- me da por desaparecerme y no volver a contactarme con la gente. Por hoy, fuck it/them/you.

No hay comentarios: