martes, noviembre 16

Sucede que este subconsciente parece creer que hay necesidades específicas que pueden saciarse con solo estirar un poco la mano. O quizás, y es una posibilidad, no encuentra realmente nada mejor que recurrir a necesidades pasadas para intentar inútilmente saciar actuales, como si lo de antes pudiera funcionar en el hoy, cuando por algún motivo es que se quedó allí y no acá, por algún motivo ya no perdura, no se conserva. Do what you want, pero esfúmate treinta minutos después de abrir los ojos cada mañana, por favor.

No hay comentarios: