jueves, octubre 28

It seems like the time has come. Tenía que llegar algún día, digo yo (aunque, honestamente, no imaginé que sería dentro de estos doce meses)... Se puede, creo. No debe ser gran cosa pararse del sofá y poner un pie tras otro para llegar a la puerta, abrirla y salir de la casa, procurando -eso sí- llevar en el bolsillo alguna copia de la llave, just in case. No debe ser gran cosa dar unos cuantos pasos más allá de la puerta y descubrir que ese Sol que aparece en los libros realmente existe, y que las nubes le hacen compañía; que el cielo se ve azul, que hay otros seres como yo misma caminando por ahí, respirando tal como yo, mirando hacia arriba en busca de algo más -tal vez lo mismo que yo, tal vez también dejando la casa por primera vez. No debe ser gran cosa -que no lo sea, por favor- cambiar de aires y tomar riesgos que no se limiten a cuatro paredes.

No hay comentarios: