miércoles, julio 21

Todo es posible

Todo es posible, se lo digo yo. El pronombre no parece tener mucho peso, pero here's the thing, people... Tengo casi diecisiete años y he visto muchas cosas, por más engreído que pueda sonar. He conocido brujas, hombres lobo, vampiros, hechiceros, videntes, demonios ¡e incluso humanos! He presenciado el miedo en su estado más puro hacia quien no se lo merece, hacia quien realiza amenazas vacías y lleva con orgullo una máscara que se ha adherido a su piel... y no se da cuenta de que todos están concientes de ello. He visto muchos tipos de amor y me embelesé con uno de ellos en especial; fui la observadora, árbitro... estuve allí, lo vi crecer, desarrollarse y morir lentamente como una rosa marchitándose sin querer. Pero lo digo, en serio, todo es posible. Y eso es lo que asusta, pero ¿a qué se le teme? Alguien dijo alguna vez que una simple pregunta podría resolver el problema en que se ha convertido el planeta: ¿cuál es la principal característica del ser humano? ¿Pereza o temor? Pues yo digo que ninguno, ni lo uno ni lo otro. Me deshago de eso, y sin eso, sin miedo ni pereza, todo es posible. Es que de verdad lo creo, así como hay seres que creen en la vida más allá de la muerte, en la existencia de dioses que crearon todo esto, en la política, en las reglas morales de la sociedad... Pues bueno, yo creo en esto, que todo es posible cuando no hay miedo ni pereza (y a veces ni eso, a veces están ambas cosas y todo sigue siendo posible). Es que es maravilloso, créame usted. Es maravilloso cómo de pronto, en un abrir y cerrar de ojos, cada posibilidad se extiende frente a nosotros y se nos da el privilegio de escoger, de decidir qué queremos... y si lo queremos todo entonces lo tomamos, ¡así de simple!, creando nada más y nada menos que una sinfonía de magia, sensaciones y nuevas experiencias. Es sencillamente maravilloso, en serio.

Así es que sí, queridos-pero-no-tanto-humanos, todo es posible.

(era más, pero me distraje)

1 comentario:

Tamystic dijo...

Oh, jamás lo había pensado así! Qué manera tan genial de resolver la ecuación... Nena tienes toda la razón, si no hay temor y hay coraje, si no hay pereza y hay perseverancia... Todo es posible D:
Nada más bloquear esos sentimientos. Aunque los pensamientos queden, ninguno de ellos podría basarse en pereza y temor, pues no deben de existir. Por fin la solución al fin del mundo ( mundo metafóricamente personal, claro) *O*