jueves, noviembre 1

Año nuevo


Un nuevo año comienza y todo será nuevo. Todo se renovará... o eso se espera, ¿verdad?

El reinado de la princesa del drama está llegando poco a poco a su fin, y tengo la sensación de que, sinceramente, es para mejor. No entiendo qué sucede. Añoro esos antiguos momentos en los que se podía sonreír con mayor felicidad y todas esas cosas clichés. Estoy aquí, cayéndome de mi silla, con miles de imágenes girando por mi mente... recuerdos falsos, inventados, imaginarios... mentiras.

No debí interferir en nada. Debí dejar que todo siguiera su curso. Pero, como la tipa testaruda que soy, decidí meterme donde no debía. Y ahora me arrepiento. Quizás fue para su felicidad, pero el simple hecho de pensar que quizás no sea sincero lo que él dice me carcome por dentro.

Algo anda mal.

No hay comentarios: